"Se requieren medidas especiales de protección para la garantía de su integridad y su vida", afirma Humanas Colombia (Centro Regional de Derechos Humanos y Justicia de Género) al identificar un incremento de 31% en feminicidios de defensoras de derechos humanos y lideresas (enero-octubre, 2017), respecto al año 2016.

El Observatorio Mujeres, Paz y Seguridad es una herramienta de la Corporación Humanas Colombia para el monitoreo del cumplimiento del Estado colombiano con las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en lo relacionado con las mujeres, la paz y la seguridad.

El informe más reciente abarca el año 2016 hasta octubre de 2017, sobre la resolución 1325, aprobada por unanimidad en el año 2000. Dicha resolución reconoce la importancia de la participación de las mujeres y la inclusión de la perspectiva de género en las negociaciones de paz, la planificación humanitaria, las operaciones de mantenimiento de la paz, la consolidación de la paz en las situaciones posteriores a un conflicto y la gobernanza.

A pocos meses de cumplirse un año de la firma de los Acuerdos de Paz entre las FARC-EP y el gobierno colombiano, Humanas Colombia reporta en su informe 79 agresiones contra defensoras de derechos humanos y lideresas durante enero y junio de 2017.  En 2016 se registran 155 agresiones y 271 en 2015.

"En 10 meses se han asesinado más defensoras y lideresas que en cada uno de los 5 años anteriores. "Hay un total de 59 lideresas y defensoras de derechos humanos asesinadas entre 2012 y octubre de 2017", afirma Humanas Colombia. De las 59 víctimas el 25% son lideresas comunales, 14% corresponde a lideresas comunitarias, 14% a lideresas LBTI, 12% son lideresas campesinas y 12% lideresas de víctimas, según el desglose del informe presentado.

Leer informe completo.