Por: María Candelaria Navas

Nuestra América.
7 de noviembre de 2017

“La lucha de la mujer es un gran movimiento de alcance mundial…que desafía las relaciones de poder, las estructuras sociales, los pensamientos y los sentimientos dominantes” (Kjersti, Ericsson. ¡Hermanas, Compañeras!. Guatemala, 2001, pag. XIII).

 

WhatsApp Image 2017 11 08 at 7.42.12 PM

 

Contexto.

Lo que presento a continuación es un intento de conectar el FEMINISMO con la REVOLUCIÓN SOCIALISTA de 1917.

El feminismo, como sabemos, como categoría teórica y política surgió hace aproximadamente siglo y medio en Europa y Estados Unidos. En Europa el surgimiento y desarrollo del capitalismo, posibilitó el análisis crítico de las condiciones de la clase obrera y de las mujeres, obreras o no, así como el papel desempeñado, tanto para el capital como para el Estado.

Entre finales del siglo XVIII y mediados siglo XIX, en Europa se dio la eliminación gradual y violenta de las barrera legales que privaban a los siervos de diversos derechos incluyendo el de tener propiedades. El objetivo inmediato de las mujeres era hacer extensivo este proceso a su intereses específicos, ya que se les prohibía tener propiedades, dedicarse al comercio, ejercer una profesión; legalmente se les negaban derechos civiles y penales básicos; eran discriminadas en la educación, los nuevos sistemas de enseñanza se dedicaban a los varones.

Precisamente alrededor de estas demandas giraron los movimientos feministas que se ligaron al movimiento obrero, asimismo la teoría marxista sobre la liberación de las mujeres se desarrolla en ese contexto. Uno de los principales exponentes del marxismo Federico Engels escribió El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1891), en el que contrasta la sociedad clasista con la no clasista. Muestra cómo se originó la propiedad privada y cómo ésta socavó el orden tribal igualitario que existía, al convertir a la familia en una unidad económica, estableciendo la desigualdad de la propiedad privada y, finalmente constituir sociedades de explotación de clases. Describe cómo la posición de la mujer vino a menos en la medida que la propiedad privada ganaba fuerza como principio organizador de la sociedad.

Una de las críticas feministas a Carlos Marx se refiere al poco trabajo teórico sobre las relaciones de reproducción ya que la mayoría de sus trabajos se orientan a analizar las relaciones de producción. Sin embargo en El Capital, Tomo II, Capitulo XII trató el tema de la disolución de la familia como producto de la separación que el sistema fabril hace del hogar y la producción. La familia deja de ser una unidad de producción para convertirse en unidad de consumo.

Ambos autores supusieron que la mujer desempeñaría su papel en la lucha general por cambiar la sociedad en situación equivalente a la del hombre
Ya que el capital es la causa de la explotación de los trabajadores en general

Para Lenin, en el libro La Emancipación de la Mujer que recopila diferentes intervenciones en eventos de las obreras desde 1902 hasta 1922, editado dos años antes de su muerte, considera la emancipación de la mujer como una meta de la sociedad socialista, que el movimiento femenino era de gran importancia en el movimiento de masas y que además era necesario crear un movimiento femenino internacional. Pero todos sus planteamientos se orientan a afirmar que los cambios en la condición de la mujer se producirán en el contexto de las diversas medidas tanto de transformación económica como ideológica que implica la revolución socialista.

“La tarea principal del movimiento obrero femenino consiste en la lucha por la igualdad económica y social de la mujer, y no solo por la igualdad formal. La tarea principal es incorporar a la mujer al trabajo social productivo arrancarla de la “esclavitud del hogar”, liberarla de la de la subordinación –embrutecedora y humillante – al eterno y exclusivo ambiente de la cocina y del cuarto de los niños”, 1920.

La libración de la mujer fue un tema candente en el movimiento obrero de finales del siglo XIX. Fueron las propias mujeres quienes introdujeron su causa en la argumentación general a favor del socialismo, divulgando la relación de la liberación de la mujer y la revolución.

El libro de Augusto Bebel, La Mujer y el Socialismo, publicado en Alemania, su país natal en 1879, causó impacto por defender el desarrollo de un movimiento socialista de mujeres independientes con periódicos y organizaciones propias.

La I Internacional Obrera giró en torno al movimiento obrero inglés y en parte, al francés; la II Internacional se constituyó en torno al movimiento
Obrero alemán, del cual emergieron algunas figuras feministas importantes como Clara Zetkin, Alejandra Kollontai ( rusa ,pero exiliada en Alemania, en ese momento) Rosa Luxemburgo entre otras.

Fueron las primeras en plantear la organización de las mujeres, su lucha se centraba en las reivindicaciones de salario igual. Estas militantes socialistas iniciaron un trabajo de agitación en las fábricas y en los barrios, llamaron a las mujeres a participar en las huelgas, a sostenerlas. Clara Zetkin, Alemana, teórica socialista, revolucionaria, entregó su vida a la causa socialista y al trabajo con las obreras. Destacada oradora del Partido Social Demócrata Alemán, PSD. A mediados del siglo XIX las alemanas no podían pertenecer a partidos políticos, propuso y creo al interior de su partido el movimiento femenino. Tuvo contacto con los revolucionarios rusos en Paris en la década de los 80, del Siglo XIX.

En esta época Marx y los socialistas estaban convencidos de que el socialismo debía ser un movimiento internacional, de hecho al escribir el Manifiesto del Partido Comunista en 1848, al final con su consigna Proletarios del Mundo Uníos da inicio a los intentos por unir a la clase obrera ya que el triunfo de su causa solo sería posible mediante la cooperación del proletariado de los diferentes países.

Bajo esta consigna se funda en 1864 la Primera Internacional que pretendía llevar a la práctica la unificación de esfuerzos del proletariado europeo. En 1889, se intenta, de nuevo, la constitución de un movimiento socialista internacional, surge la Segunda Internacional que perdura hasta 1914. En ese contexto y con la convicción emanada de estas dos internacionales Clara funda el periódico La Igualdad en el cual transmitía las principales ideas del movimiento feminista y exhortaba a la unidad de proletarios y mujeres en una sola causa. Y en 1907 funda la Internacional Socialista de Mujeres, al mismo tiempo que perdura la Segunda Internacional, basada en dos principios:
• Compromiso de los partidos a comprometerse por la obtención del voto para hombres y mujeres.
• No cooperar con el movimiento feminista burgués representado por mujeres de clase media, debido a que sus intereses con los de las mujeres obreras eran irreconciliables.

Clara promovió los más avanzados principios en la lucha por la igualdad femenina fortaleció el movimiento feminista en la década de 1900. Recordemos que ella propuso la creación del Día Internacional de la Mujer, en 1912, ampliando en Europa el movimiento de mujeres socialistas. Con el triunfo de la revolución se fue a radicar a Rusia, colaboró directamente con Lenin fue una destacada oradora del socialismo.

En Rusia, el trabajo entre las mujeres había sido muy poco desarrollado antes de la revolución rusa de 1905, sin embargo es de destacar que algunas mujeres rusas de posición acomodada, se vieron forzadas a abandonar la Rusia zarista para poder tener acceso a la educación universitaria o a mejores posibilidades de educación. Además La “cuestión femenina”( jenski vospros) tuvo un papel importante en la literatura, donde aparecía ligada a los problemas sociales: como la novela de León Tolstoi: Ana Karenina, la mujer que se lanza a los rieles del tren por una decepción amorosa; Anton Chejov: teatro, novela La dama del perrito, trata de una relación adúltera ; Fedor Dostoyeski: La guerra y la paz

Entre 1860 y 1880, la universidad de acogida era la de Zurich, Suiza. En este país se contactaron con revolucionarios rusos exiliados, entre ellos Bakunin y recibieron su influencia. Destacan las revolucionarias : Vera Zasulich, quien se vio obligada a exiliarse cuando en1878 disparó el jefe de la policía secreta zarista, Sofía Perovskaya regresa a Rusia en 1881, y consiguió dar muerte al zar .Por este hecho fue detenida y sentenciada a muerte, convirtiéndose así en la primera mujer rusa condenada y ejecutada por un crimen político y Alejandra Kollontai, Intelectual marxista, socialista revolucionaria, la más destacada.

La posición de Kollontai sobre “la cuestión de la mujer”, puede tener dos enfoques : desde el marxismo clásico, el lugar de la mujer en la sociedad, como luchadora, es a la par del hombre en la generación de un proyecto social alternativo, o que promueva condiciones de vida más igualitarias para todas las personas, de manera independiente de la opresión que se origina por razones de género. La emancipación de la mujer pasa por la revolución social, intentando conciliar su papel como productora y como madre. Fue la primera en plantear la emancipación específica de la mujer y la primera organizadora del movimiento obrero femenino. Reivindicó la construcción de una sociedad más justa para todas las personas, con derechos específicos de las mujeres.

A título individual y en particular con su vida mostró autonomía e independencia, Afirma: “ mi primera lucha enconda contra las tradiciones empezó en el matrimonio”, uno de sus principales aportes se encuentra en su obra: La Juventud y la moral sexual, ubica el lugar que debe corresponder al amor dentro de la ideología proletaria así como las nuevas pautas de “conducta moral” que se deben vivir en una sociedad socialista:
• Igualdad en las relaciones mutuas(es decir, desaparición de la suficiencia masculina y de la sumisión servil de la individualidad de la mujer al amor).
• Mutuo y recíproco reconocimiento de sus derechos, sin pretender ninguno de los seres unidos por relaciones de amor la posesión absoluta del corazón y del alma del amado (desaparición del sentimiento de propiedad fomentado por la civilización burguesa).
• Sensibilidad fraternal: el arte de asimilarse y comprender el trabajo psíquico que en el alma del ser amado se efectúa. ( La civilización burguesa solo exige que la mujer poseyese en el amor esta sensibilidad).

Alejandra Kollontai luchó por la existencia de una organización de mujeres en el interior del partido. La influencia de sus ideas contribuyo a que después de 1917 fueron las rusas las que lideraron el movimiento internacional de mujeres revolucionarias. Ese mismo año fue nombrada ministra de bienestar social y como tal puso en práctica ideas y teorías sobre la mujer, y, además logró plasmarlas en libros y discursos dedicados a las trabajadoras rusas. Posiblemente el Seminario de Leningrado, que dictó en la Universidad de Sverdlov, en 1921, recoge sus tesis más importantes sobre la sexualidad, el amor y la opresión de la mujer. Su posición al lado de Oposición Obrera le valió para ser condenada al silencio y al ostracismo por el régimen stalinista, después de haber sido integrante del Comité Central del Partido bolchevique, cuyos miembros, todos, fueron purgados por Stalin. Fue embajadora de Rusia en México.

Este breve bosquejo no sería completo si no mencionamos a dos mujeres muy cercanas a Lenin: su esposa Nadézhda Krúpskaya calificada como Una Estrella de la Revolución: escribió su primer folleto "La Mujer Trabajadora", donde desde un punto de vista marxista se abordaron cuestiones como la familia, la escuela y la educación de la generación más joven. Durante la Primera Guerra Mundial, con el asesoramiento de Krúpskaya, Lenin escribió el libro "Educación y Democracia". Nadia fue la primera Comisaria de Educación. Después del triunfo de la Revolución de Octubre, el libro "fue la base desde la que partimos en la programación de todo nuestro trabajo, por la creación de las nuevas premisas sobre la escuela y su aplicación, en el campo el trabajo pedagógico, en miles y miles de escuelas en todo el PAÍS.

Otra mujer líder y que dio aportes valiosos fue Inessa Armand quien tuvo un papel destacado en el seno del partido bolchevique y en la Revolución de Octubre. Nacida en una familia de artistas franceses, el destino la llevó a una Rusia a punto de romper los lazos de la estricta servidumbre de un poder autocrático largamente asentado en el poder.
Defendió la emancipación de las mujeres y se unió a las ideas comunistas que abogaban por una liberación total de las tareas domésticas. Sus ideas se plasmaron en varias publicaciones feministas y trabajó para convertirlas en realidad al frente de la Secretaría de Mujeres impulsada por el Partido Comunista. En 1920 participó en la Primera Conferencia Internacional de Mujeres Comunistas y sacó una nueva publicación feminista, Kommunistka. Se convirtió en la primera mujer en ser enterrada en la Plaza Roja de Moscú al morir del cólera a los 43 años.

Los acontecimientos de 1917 demuestran el papel indispensable de las mujeres. Fueron las obreras radicales de Petrogrado, las peor pagadas y a cargo de alimentar a sus familias en tiempos de escasez y guerra, las que entendieron el verdadero pulso de los trabajadores y su disposición a la rebelión. En el Día Internacional de la Mujer, las mujeres bolcheviques salieron de sus fábricas, llevando a las calles sus demandas de paz, pan y tierra, presionando a los obreros y soldados para que se les unieran, y enfrentándose audazmente a las fuerzas zaristas. Durante los meses posteriores que precedieron la victoria de octubre, las mujeres siguieron siendo una fuerza impulsora de la Revolución. En consecuencia, las leyes soviéticas que fueron aprobadas para proteger los derechos de las mujeres fueron las más progresistas del mundo.

Desde mi perspectiva a reserva que hace falta seguir estudiando el tema y a manera de aproximaciones me permito identificar los siguientes aportes:
• El marxismo y el movimiento revolucionario que se desarrolló a fines del siglo XIX influyó profundamente en el debate sobre la relación entre liberación de la mujer y revolución socialista.
• Se desarrollaron conceptos claves para el feminismo: Feminismo Revolucionario, Feminismo Socialista, Desde una perspectiva marxista es importante distinguir entre explotación y opresión.
• Se creó e impulsó la Internacional Socialista de Mujeres, antecedente ideológico e histórico de la FDIM.
• El debate sobre la sexualidad, la independencia y autonomía tanto de hombres como de mujeres, al respecto.
• Se sentaron las bases teóricas para descubrir la caja negra de la subordinación femenina, la división sexual del trabajo.
• Emancipación específica de la mujer y la creación de las primeras organizaciones del movimiento obrero femenino

El Feminismo Socialista se caracteriza por hacer un diagnóstico puntual y certero de las condiciones sociales y laborales de la mujer, su experiencia y participación de las actividades públicas y privadas han permitido tener plena conciencia de la perspectiva feminista socialista en los distintos ámbitos de la estructura social principalmente en la política y la economía.

Feminismo revolucionario: es el que vincula la liberación de las mujeres a la liberación de todos los oprimidos y explotados sin diferencias de género, y plantea demandas de la reestructuración global de la sociedad.

Feminismo burgués: es el que se desarrolló en el siglo XIX; es burgués debido a la extracción de clase de sus integrantes y al tipo de demandas y reivindicaciones que sostuvieron, las que pretendían abrir espacios para las mujeres en el marco de la sociedad burguesa, sin cuestionar su estructura social.
Desde una perspectiva marxista es importante distinguir entre explotación y opresión.

Explotación se relaciona con aspectos estructurales económicos, demarca la relación entre las clases y se manifiesta en la apropiación del producto del trabajo excedente de las masas trabajadoras por parte de la clase poseedora de los medios de producción.

Opresión se vincula a una relación de sometimiento de un grupo sobre otro por razones culturales, raciales o sexuales.

Emancipación etimológicamente significa ”liberación”, se aplicaba generalmente al eslavo que dejaba de serlo por algún hecho que le permitía liberarse de su amo. Sociológicamente desde la perspectiva marxista era la emancipación de la humanidad de la esclavitud capitalista.

 

Bibliografía
1. La Mujer : Trabajo y Política Abril-Junio 1980
Revista Críticas de la Economía Política. Edición Latinoamericana
No 14/15 Ediciones El Caballito, S.A. México D.F.
2. Lennin, Vladimir Illich
La Emancipación de la Mujer
Ediciones de Cultura Popular, S. A. Editorial Progreso
Moscú-Rusia
3. Rowbotham, Sheila( (1978)
Feminismo y Revolución
Editorial Debate, Tribuna Feminista , Fernando Torres Editor
España
4. Navas , María Candelaria (1987)
Las Organizaciones de Mujeres en El Salvador:
1975-1985.
Tesis de Maestría en Estudios Latinoamericanos
Universidad Nacional Autónoma de México-UNAM.
México, D.F.
5. Barrios, Klee, Walda (2016)
Mujeres y Estado de Bienestar
Colección Debate. FLACSO, Guatemala.
6. Kjersti, Ericsson (2001)
¡Hermanas, Compañeras!
Foto Publicaciones, Guatemala.