Ante la sentencia emitida este 12 de julio en contra del Ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, la FDIM manifiesta:

1. Extendemos nuestra solidaridad al pueblo y mujeres brasileñas, que se encuentran resistiendo en un escenario donde las fuerzas de derecha funcionales a los intereses imperialistas en la región, pretenden detener los grandes logros sociales alcanzados durante las gestiones del Ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

2. La sentencia emitida por la Corte de Primera Instancia contra el Ex Presidente Lula da Silva, tiene como finalidad inhabilitarle para competir en los comicios electorales de 2018 con el Partido de los Trabajadores. Dicha sentencia se emite irrespetando los principios fundamentales que marcan las etapas de un proceso judicial, condenándose al ex presidente Lula da Silva sin haberse reunido las pruebas necesarias de la acusación.

3. Esta ofensiva imperial contra el avance democrático en Brasil logró la destitución arbitraria, en septiembre de 2016, de la legítima Presidenta electa de Brasil Dilma Rousseff, quien fue víctima de una conspiración administrativa para este fin.

4. La gestión del Ex Presidente Lula da Silva logró sacar de la pobreza a 28 millones de ciudadanos. Lula dejó su mandato con 80 por ciento de aprobación, 7.5% de crecimiento económico, 5.3% de desempleo y un salario mínimo 54% mayor al de su primer día de gobierno. Dilma Rousseff amplió los programas sociales, redujo la tasa de interés y logró terminar el gobierno con un salario mínimo valorizado en un 72% respecto del 31 de diciembre de 2002.

5. La derecha brasileña pretende recuperar el poder con el fin de privatizar los recursos del Estado, como Petrobras, y eliminar los programas sociales que benefician a las mujeres y a las grandes mayorías. La reciente reforma laboral sancionada por Michel Temer que incluye el aumento de la edad de jubilación, la subcontratación y la ampliación de la jornada laboral de 8 a 12 horas ya da cuenta de ello.

6. Nos solidarizamos con las luchas del pueblo brasileño y con las mujeres organizadas, especialmente las mujeres de la FDIM, que luchan por restablecer la democracia, recuperar sus derechos hoy conculcados y por la derrota de está ofensiva de las élites oligárquicas.

 

Lorena Peña Mendoza

Presidenta FDIM

logo transparente

logo

 

La Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), en nuestra condición de institución verificadora del Acuerdo de Paz, vemos con preocupación la privación de libertad de mujeres y hombres que forman parte de las FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo), quienes desde el 25 de junio de 2017 se encuentran en huelga de hambre en exigencia de su libertad.


Instamos al Estado colombiano a acelerar las resoluciones para la pronta aplicación de la Ley 1820 del 30 de diciembre de 2016, referente a amnistías, indultos y tratamientos penales especiales pactados en el Acuerdo de Paz.


Observamos con profunda preocupación que el sistema judicial se convierta en un obstáculo para la consolidación de la paz en Colombia, pues son miles de mujeres y hombres que se encuentran esperando recuperar su libertad para unirse a la construcción de un país justo.


Exhortamos a las instancias correspondientes a atender con prontitud estas peticiones y se brinde asistencia a las mujeres encarceladas que están realizando este noble sacrificio para recuperar su libertad.

 

Paz es también libertad.

 

Lorena Peña Mendoza

Presidenta FDIM

 

 San Salvador, El Salvador.
7 de julio de 2017.

 

 

La Ex senadora, vocera nacional de Marcha Patriótica y dirigente de la FDIM, Gloria Inés Ramírez, fue retenida en inmigración de un aeropuerto mexicano por alerta de la embajada de Estados Unidos, al ser considerada como “persona peligrosa” para la seguridad de esa nación. También estuvo retenido el investigador y destacado escritor Atilio Boron.

La FDIM rechaza esta violación a los derechos humanos de nuestra Compañera Gloria Inés Ramírez, ser dirigente social no es un delito. Una mujer que ha dedicado su vida al trabajo por los derechos de las mujeres, del campesinado, de la clase trabajadora y sobre todo por la paz de Colombia no puede considerarse una amenaza a la seguridad nacional en ningún país del mundo.

Pedimos que cese lapersecución y criminalización en contra de personas comprometidas con la lucha por la paz en nuestra región y en el mundo. Esta ha sido la segunda ocasión en que se retiene a Gloria Inés Ramírez bajo la acusación de ser un peligro a la seguridad nacional de Estados Unidos.    

 

Leer más...

 CELEBRADO EN LA CIUDAD DE ROMA, DEL 19 AL 23 DE JUNIO DE 2017.

Leer más...