Maria Lisa Cinciari Rodano

Maria Lisa Cinciari

"Con la fundación de la FDIM teniamos la esperanza de aportar a construir un nuevo mundo y la conquista plena de los derechos de las mujeres"

Linda Matar

Linda Matar

"Seguiremos demostrando que los sueños no se miden por la edad, estos continúan mientras haya un corazón latiendo"

Sample Photo

Melida Anaya Montes

"En los momentos mas dificiles hay que tener la mente fria y el corazon ardiente de amor por la poblacion"

Sample Photo

Vilma Espín

"Una gran maestra de la vida, distinguida por su amor y de dedicación a la obra de la revolución"

Cada 28 de septiembre el movimiento feminista a nivel mundial levanta su bandera en el Día Global por el Acceso al Aborto Legal y Seguro.

En ocasión de este grito global, la Federación Democrática Internacional de Mujeres se sumó a la declaración conjunta firmada por 285 organizaciones de todo el mundo y presentada por la Iniciativa por los Derechos Sexuales ante la 36° Sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (CDH ONU), celebrada en Ginebra, Suiza, del 19 al 29 de septiembre de 2017.

La declaración cuestiona los compromisos asumidos por los Estados parte en el Programa de Acción de Viena, donde acordaron otorgar prioridad a los derechos humanos de la mujer, la erradicación de la discriminación y la violencia por motivos de género, ya que las restricciones sobre el acceso al aborto y su penalización aún cobra la vida de un estimado de 47 mil mujeres a nivel global, "además de los costos sociales y financieros para las mujeres y las niñas, las familias, las comunidades, los sistemas de salud y las economías" (Joint Statement on Access to Safe and Legal Abortion Globally).

Las organizaciones firmantes denuncian que la prohibición del aborto conlleva la búsqueda de atención en condiciones de clandestinidad, por lo que pueden resultar inseguros y un atentado a la vida, la salud y la autonomía corporal; esta situación impacta mayoritariamente a mujeres empobrecidas, que no pueden pagar por un servicio de calidad, aunque siempre en la clandestinidad.

"Exhortamos al Consejo de Derechos Humanos a abordar las violaciones de los derechos humanos derivadas de la criminalización del aborto y la negación del acceso a servicios de aborto seguros y legales a través de sus resoluciones, diálogos, debates. Exigimos en una voz colectiva que los gobiernos de todo el mundo respeten, protejan y cumplan el derecho a acceder a servicios de aborto seguros y legales y a la atención posterior al aborto". 
(Joint Statement on Access to Safe and Legal Abortion Globally).
 
 
El Movimiento feminista de El Salvador se suma al grito global por el aborto legal y seguro.
 
MARCHA 3
 
La Plaza de la Salud "María Isabel Rodríguez", se ha convertido en El Salvador en un monumento a la vida y salud de las mujeres. Este fue el punto de partida de la marcha que recorrió las calles de San Salvador en dirección a la Asamblea Legislativa de El Salvador, para continuar en la exigencia de la despenalización del aborto en cuatro causales: Si peligra la vida de la madre, si la vida del feto es inviable fuera del útero, si una mujer ha sido víctima de violación sexual y cuando una niña o adolescente ha sido violada sexualmente.
 
Para despenalizar la interrupción del embarazo en estas causales, es necesario reformar el artículo 133-A del Código Penal de El Salvador, pues ha sucedido que mujeres ya han sido condenadas hasta por 30 años de prisión, tras sufrir un aborto espontáneo. Este proyecto de ley ya se encuentra en el seno de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, quien deberá emitir un dictamen para su posterior votación en el pleno legislativo, donde el FMLN (partido que ha dado iniciativa de ley) cuenta con 31 de 84 escaños; para esta reforma se requiere una votación por mayoría simple, es decir, 43 votos.
 
Mujeres de diferentes puntos del país, de todas las edades, se movilizaron en este recorrido marcado por el entusiasmo, la energía, el arte y las consignas que reivindicaron la vida y la libertad para las mujeres.
 
La Alianza Ciudadana por la Despenalización del Aborto ha sido el instrumento que ha permitido al movimiento feminista salvadoreño concentrar esfuerzos para este proceso reivindicativo.